15 mayo 2011
Encuentro de Antiguas Alumnas en la Casa de Ejercicios María Inmaculada en Tiana, Barcelona

El domingo 15 de mayo, vivimos una joranda especial. Un grupo de antiguas alumnas —80 en total— se habían dado cita, en el que fuera su colegio (esta casa antes de ser Casa de Espiritualidad, fue Centro Educativo, al que acudían no sólo jóvenes de la localidad, sino también de otras ciudades). Estas alumnas de entonces, hoy señoras, acudieron a la cita, llenas de ilusión: saludos, recuerdos, anécdotas de entonces intercambiaban en sus conversaciones. Algunas traían fotografías de aquellos años entrañables. Fue un encuentro muy emotivo y llenos de recuerdos para todas.

Punto de encuentro y acogida Edificio del Angel de la Guarda. Saludos, abrazos, emociones, todo se juntó al mismo tiempo. Algunas hacía años que no se veían. Recorren las dependencias del edificio y observan las transformaciones de lo que fue su Colegio, todos los rincones y espacios eran motivo de exclamaciones y recuerdos. Algunas fueron internas y recordaban esos años con mucho cariño. ¡Cuánta emoción!.

En el salón de conferencias se les dio el saludo-acogida, deseándoles que pasaran un feliz día y se les exhortó a que se repitiera la experiencia.

Fotos y mas fotos de grupos, rincones, jardines… Pasan a la Capilla grande (Iglesia), allí todas recordaban con mucho cariño su Primera comunión, se hizo una celebración de la Palabra que todas viven con gran fervor, donde se recordó de una manera especial a las compañeras , Hermanas y profesoras fallecidas y ausentes. Cantaron y recordaron todos los cantos de su infancia. Mas de una lágrima cayeron de sus ojos, una recordó “el ramo de novia” que depositó a los pies de la Virgen el día de su boda. Junto a su Virgen Inmaculada hacen la “Ofrenda Floral” y cierran con broche de oro cantando con entusiasmo el “VIROLAI”.

Sigue la comida servida con esmero y fraternal cariño por las Hermanas. Esta se prolonga, es el momento álgido de este encuentro.

Sor M.ª Coral como ex-alumna y Sor Cecilia Martí como profesora, disfrutaron y recordaron con ellas los días de Colegio. Se les entregó un recuerdo de Madre Carmen. Palabras de despedida y el “Alegre Adios” cantado por todas entrelazadas las manos. Una despedida muy emocionante. Nos queda un audiovisual como recuerdo para la posteridad y la relación-direcciones de todas para próximos intercambios.

¿Será el principio de un enlace familiar franciscano que nunca debió perderse? Esperamos que así sea.

COMPARTIR NOTICIA