10-20 marzo 2011
La Residencia Sagrados Corazones con la visita de la Cruz y el Icono a Sevilla
Desde los días 10 al 20 de Marzo, la Cruz de los jóvenes y el Icono de la Virgen peregrinaron por nuestra diócesis:
- Para dar a conocer a todos los sevillanos el Amor de Dios por todos los hombres, por cada uno de nosotros.
- Para que la sociedad no ignore el valor de la Cruz de Cristo y asuma el sufrimiento y su capacidad redentora cuando se asocia a la Pasión y Muerte del Señor. 
Mientras la Peregrinación recorría los diferentes puntos propuestos en cada Vicaría, en nuestra residencia acompañamos a los jóvenes con nuestra oración y la ofrenda de nuestros sacrificios para que esta preparación a la JMJ 2011 fructifique con experiencias de Iglesia a nivel personal y de grupos; y como por la edad y los achaques no podíamos hacernos presentes como era nuestro deseo en alguno de esos actos, hicimos presentes entre nosotros la Cruz y la imagen de María, recorriendo junto a Ellos, diferentes puntos de la residencia donde nos reuníamos cada día a las 12:00 para rezar juntos la oración preparatoria y el Ángelus por el buen fruto de la JMJ, trasladando el "altar itinerante" hasta su nueva ubicación.
La peregrinación, a su paso, ha ido bendiciendo cada uno de los rincones de la casa y nos ha hecho descubrir durante estos días el valor de la oración y del sacrificio ofrecido; y como nos decía la catequesis LA CRUZ SUMA, la Cruz nos une a Jesús y nos une a los hermanos, y nos une también a nuestra propia realidad.
El Señor, a través de la Cruz nos habla de su amor, de su entrega, de su generosidad. Dejémonos mirar por Él para que su mirada despierte en nosotros el deseo de amarle de veras, aunque ello implique saltar obstáculos, sufrir, gastar hasta las últimas fuerzas en la extensión de su Reino.
COMPARTIR NOTICIA