Hagamos como Madre Carmen y "asistamos con solicitud y tierna caridad a los enfermos; con la dulzura y delicadas atenciones los ganaremos para Dios". Hoy, la sonrisa de Didi necesita nuestra oración junto a Madre Carmen.